San Sebastián, la perla del Cantábrico

Escrito por Jesús Dugarte en
...

San Sebastián es una ciudad envidiable para vivir por la belleza de su arquitectura, de su entorno natural… En la actualidad La Concha, playa formada por esta bahía, es el lugar más popular de esta ciudad vasca bautizada por sus gentes como Donostia. Este enclave le ha servido para alzarse con el título de arenal urbano más famoso de España. La sabia mano del hombre la ha dotado de detalles como la blanca y kilométrica barandilla, las farolas, dos grandes relojes de principios de siglo pasado y el Palacio de Miramar que la limita por el oeste.

Si se prefiere un contacto directo con la inconmensurable fuerza del Cantábrico se puede acudir a la Punta Torrepea. Paraje en el que Eduardo Chillida dio forma a El peine de los vientos, que se convirtió en la obra más importante del escultor vasco. El mar muestra su lado más bravo, colándose a través de tres esculturas de acero fijadas a las rocas con un estilo informal, minimalista y ‘land art’ muy de Chillida..

El mar es indiscutible en la bella San Sebastián, pero sus monumentos no tienen sombra. La Catedral del Buen Pastor se levanta en el mismo eje de la basílica de Santa María. Ambas pueden divisarse simultáneamente desde las calles Loyola, Hernani y Mayor.

De la gastronomía donostiarra se podría decir que es el principal reclamo por el cual la mayoría de los turistas se acercan a San Sebastián y repiten experiencia tarde o temprano. Los bares y restaurantes ofrecen barras interminables repletas de pinchos únicos y muy elaborados que hacen casi imposible elegir sólo uno en cada ocasión. Además, el chacolí, un blanco de la tierra muy fresco combina con cualquiera de estos manjares.

Entre sus platos de cuchara y tenedor destacan la sopa de pescado a la donostiarra, el marmitako, la porrusalda, el pastel de merluza creado por Arzak, la tortilla de bacalao, las angulas en cazuela…
...

0 comentarios: